¿Quién Soy?

¡ Hola ! Mi nombre es Susana Sánchez y me dedico al Coaching Profesional y al desarrollo personal.

Durante más de 14 años, he trabajado en una compañía de Telecomunicaciones, donde aún hoy me ocupo de la gestión de equipos, el desarrollo del marketing de la empresa y las ventas.

Gracias a ello, me he realizado profesionalmente, aprendiendo de personas que me han enseñado mucho y a las que estaré eternamente agradecida de haber podido conocer en esta vida.

En la parte personal, soy bastante tranquila, me apasiona la creatividad artística, la escritura, la lectura, sobre todo, libros de crecimiento personal, cuentos con moraleja y poesía. También me gusta dibujar y pintar, pues me conecta directamente con mi ser más esencial.

Mis grandes maestras de vida son mi perrita, una labradora preciosa de 6 años que se llama Runa y mi hermana pequeña, Andrea. Con ellas he aprendido lo que es el amor y la aceptación incondicional, pues desde que ambas nacieron, me han acompañado en los momentos buenos y en los no tan buenos.

Mis valores personales más importantes son el amor, la paz, la integridad, la humildad, la familia, la lealtad, la honestidad , la libertad, la admiración y la generosidad, he intento honrarlos día a día.

En el año 2019, inicie mi carrera profesional en el Coaching, la Inteligencia Emocional y la PNL. Me matricule en el Master propio de D’Arte Human and Business School, donde he tenido el placer de formarme y certificarme, junto con compañeros maravillosos y de la mano de grandes profesionales del Coaching.

Mi motivación entonces, fue la misma que me lleva a escribir estas líneas ahora, la necesidad de conectar con mi propósito de vida.

Durante mucho tiempo, más de 20 años de mi vida, pensé que no era suficiente, que era un error del sistema, una equivocación que fastidio la vida de muchas personas a mi entorno. Me sentí impostora, no merecedora de mi vida y de las cosas buenas que había en ella, como mi puesto en mi empresa o mi lugar en la familia. Mi infancia no fue precisamente un camino de rosas y mi adolescencia tampoco. Con el tiempo, pasando por hitos que me marcaron de por vida, me volví fría, incluso llegue a pensar que no tenia emociones. Me sentía vacía y extremadamente infeliz en aquellos momentos. Nada tenia sentido para mi y mas que vivir, por alguna razón que entonces desconocía, continuaba viva.

A todo eso, podemos suma miedo a hablar en público y a la exposición, algo que a día de hoy me sigo trabando, pero que, créeme, es un paseo comparado con lo anterior.

Todo eso, sin embargo, hizo que de alguna manera que fuese muy resiliente y muy autentica, pues a pesar de tener todos esos pensamientos negativos sobre mi persona y sobre mi vida, no deje de sonreír y de buscar, sin saber entonces, la manera de sentirme bien.

A día de hoy, siento que este camino, el del desarrollo personal, ha cambiado por completo mi vida.

Puedo decir con honestidad, que soy una persona muy feliz, me siento realizada y capaz de todo. Hoy siento mi propósito de vida y lo estoy viviendo.

Es por ello que me animo a compartir contigo lo aprendido en este tiempo.

Espero que en estas líneas encuentres la paz con la que las escribo y te animes, si no lo has hecho aún, a iniciar el viaje de tu vida. Pongo a tu disposición todo lo que tengo y lo que soy para acompañarte, si así lo sientes ahora.

Con mucho amor,

Susana